SAN SEBASTIÁN

Retazos de Historia: La Tamborrada

Desfile de la tamborrada Euskal Billera en «El Chofre»

Festividad del patrón de la ciudad

Donosti celebra cada 20 de Enero el día de su santo patrón, San Sebastián. Este 2022, por segundo año consecutivo, la crisis sanitaria que vivimos ha impedido su celebración.

Aprovechamos este señalado día en el calendario de los donostiarras para compartir con vosotros unas entrañables imágenes de Paco Marín, tomadas en la Plaza de Toros de “El Chofre” en 1947.

En las imágenes, que pertenecen a la colección de Kutxa Fototeka, podemos ver el desfile de la tamborrada “Euskal Billera” y la carroza de la Reina de San Sebastián.

Tras la comitiva, se celebró una novillada en la antigua plaza de toros en honor al patrono.

EL ORIGEN DE LA TAMBORRADA

Aunque no puede precisarse con rigor histórico el año en que salió a las calles donostiarras la primera Tamborrada, cuentan las crónicas que fue en la década de los años treinta del siglo XIX

En algún momento de la década de 1830, probablemente entre 1834 y 1836 nació una comparsa de Carnaval que salía hacia las 5 de la mañana el día de San Sebastián a modo de diana para anunciar la sokamuturra (toros ensogados) que se celebraba ese día, como en todos los días de gran fiesta, en la Plaza de la Constitución. Se trataba de una comparsa de carnaval en la que cada cual se disfrazaba de forma distinta y divertida, sin uniformidad. Tras finalizar su recorrido, la comparsa se unía al tamboril y entraba de forma conjunta en la Plaza de la Constitución. 

En 1881 el Ayuntamiento entregó a las sociedades organizadoras de la tamborrada antiguos tambores que se guardaban en el Cuartel de San Telmo y al año siguiente hizo lo mismo con trajes que, procedentes de las tropas napoleónicas, se conservaban en dicho cuartel, motivo por el que este año de 1882, por vez primera, la tamborrada salió uniformada con trajes de época napoleónica y con tambores. En 1886 se añadieron a la comparsa los barriles, que vienen a simbolizar a los habitantes locales de la ciudad que tocaban el barril o los cubos de agua mientras esperaban en su turno en las fuentes y replicaban con esos instrumentos los tambores de los militares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle una buena experiencia de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer aquí nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. [CERRAR]

ACEPTAR
Aviso de cookies